Desde el corazón del centro histórico de la ciudad emerge renovada su añeja imagen, casi a punto para el gran festejo por sus 500 años

 

REMEDIOS, Villa Clara.— Desde el corazón del centro histórico de esta ciudad, que conforman la plaza, el Parque José Martí y las edificaciones a su alrededor, emerge renovada su añeja imagen, casi a punto para el gran festejo por sus 500 años, a celebrarse el próximo 24 de junio.

El cambio es evidente luego de un intenso trabajo, que incluyó acciones constructivas para mejorar instalaciones de la época colonial, instituciones de la salud, de la prestación de servicios, el asfaltado de calles, y la rehabilitación del alumbrado público, y hasta de las paradas de ómnibus.

Entre lo realizado destacan las instalaciones culturales, con la construcción de la escuela primaria Frank País, el Museo de las Parrandas, ubicado en una casona colonial, que en sus ocho salas mostrará la historia de estos festejos, surgidos aquí hace casi 200 años, además de la reparación capital del emblemático Museo Municipal de Historia Francisco Javier Balmaseda.

Están en fase de terminación el remozamiento del Teatro Villena, ya climatizado; la Casa de Cultura Agustín Jiménez Crespo y la reconstrucción de una de las edificaciones más antiguas de la localidad, que acogerá al complejo cultural La Tertulia, así como el remozamiento del museo consagrado al destacado músico cubano Alejandro García Caturla, nacido aquí.

En Remedios progresa también la ejecución de otras obras que se terminarán después de la fecha de fundación de esta villa, que ha resurgido ahora más atrayente para festejar su medio milenio.

 

Nelson García Santos, digital@juventudrebelde.cu

Deja un comentario