La noticia fue confirmada por el viceministro de Desarrollo del Ministerio del Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, en encuentro con medios cubanos

  • Se informó que el 31 de agosto próximo el primer vuelo directo estará a cargo de la aerolínea estadounidense JetBlue, y arribará a la terminal aérea internacional de Santa Clara.

«Constituye un paso positivo y una contribución al proceso de mejoramiento de las relaciones entre los dos países», valoró el viceministro, quien subrayó que forma parte del Memorando de Entendimiento firmado en febrero de 2016 entre ambos países y que se aplicará sobre la base del respeto mutuo y la reciprocidad.

La reapertura también se realiza conforme a la autorización dada por el Departamento de Transporte de EE.UU. para que un grupo de empresas comerciales de aviación puedan realizar hasta 110 vuelos diarios a Cuba. Por ahora solo están comprendidos nueve aeropuertos internacionales de la Isla para recibir a los viajeros, por lo que están pendientes de autorización 20 de esos vuelos que deben tener al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana como punto de ingreso y partida.

Las peticiones de autorización para volar a la capital cubana han rebasado el número acordado por ambos Gobiernos, pero se espera la decisión próxima de Washington al respecto cuando analiza las solicitudes de las aerolíneas estadounidenses interesadas en este reinicio, luego de más de 50 años de interrupción de las rutas regulares. González confirmó que se mantienen los chárter.

Sin embargo, hay limitantes en cuanto a los viajeros. Hacer turismo en Cuba está prohibido por las regulaciones del bloqueo —que solo puede levantar en su totalidad el Congreso de Estados Unidos—, y cierra para sus propios ciudadanos el derecho a viajar libremente a la Isla. Solo le está permitido a quienes se acojan a una licencia general y en las 12 categorías aprobadas por el gobierno norteamericano.

En la conferencia de prensa del Mitrans también se informó que además de JetBlue otras cinco compañías fueron seleccionadas por el Departamento de Transporte y comienzan a volar a partir de este verano y en la temporada alta de invierno. El día 7 de septiembre American Airlines a Holguín y Cienfuegos, y el 1 de septiembre lo hará Silver a Santiago de Cuba.

El viceministro destacó que Cuba está enfrascada en un proceso de modernización de la infraestructura aeroportuaria que beneficiará no solo a los vuelos regulares de las empresas estadounidenses, sino a las más de 110 aerolíneas extranjeras que realizan a diario viajes regulares o chárters a la Isla.

Señaló que existe una proyección de ampliación y desarrollo de los principales aeropuertos para elevar sus capacidades de recepción de viajeros con altos estándares de calidad y profesionalismo en los servicios que se brinden, recordando el reciente acuerdo operacional con empresas francesas para la modernización y mejoramiento del servicio en la terminal aérea de La Habana.

Al respecto, el presidente del Instituto de Aeronaútica Civil de Cuba (IACC), Alfredo Cordero Puig, enfatizó en el alto nivel de seguridad operacional de nuestros aeropuertos, los que cumplen los estándares y normas internacionales de la OACI y puntualizó las relaciones estables, profesionales y respetuosas de trabajo del organismo que dirige con la TSA (Administración de Seguridad del Transporte de EE.UU.). «Cuba es un país seguro. OACI reconoce esto», puntualizó.

Deja un comentario