Un documental que pretende vender a los franceses a través de testimonios del ‘pueblo’ cubano, las bondades del castrismo

 

 

Por el momento circulan tres teasers difundidos en YouTube por la asociación Art’Mur Production  situada en Bretaña, en la ciudad de Ploubalay. Esta asociación tiene como objetivo el de realizar y difundir películas y documentales comprometidos e independientes.

Tras visionar los tres extractos prefiero quedarme sólo con la primera parte de sus afirmaciones, o sea el adjetivo “comprometidos”; porque vamos a ver, a estas alturas de la película, que alguien se atreva a decir por ahí que Fidel Castro, un dictador notorio que ha empobrecido al pueblo de Cuba, es lo más grande que existe en el universo, suena un pelín exagerado.

El documental que se vende exclusivamente en formato DVD en la tienda de la Asociación, se divide en tres partes, la primera concierne los motivos que dieron origen a la Revolución castrista. Para no incordiar, en Cuba no había libertad, los cubanos querían ser libres e iguales pero por menos que nada los mataban en las esquinas y ¿qué pedía el pueblo? Pues la educación y la salud gratuitas. Tras el triunfo, todos esos objetivos se han cumplido y Cuba, gracias a Fidel, ya es otra, los cubanos son independientes y soberanos.

 

La verdad es que no sé cómo es que hay gente por ahí que se atreve a difundir esa sarta de barbaridades sin cortarse un pelo. Y me pregunto ¿de dónde sale el dinero? Porque vamos a ver, ir a Cuba, entrevistar a las personas allí, hacer la película y montar una asociación para poder venderla cuesta una pasta y Art’Mur Prod no parece tener muchos proyectos rentables ahora mismo, de hecho sólo tiene ese.

La segunda parte del documental, se consagra a las bondades del régimen y a las especificidades de su particular democracia. Según los entrevistados, Cuba es un ejemplo a seguir, allí nunca se ha torturado ni matado a nadie. ¿Que sólo hay un partido? pues es normal, los cubanos son únicos y ojo ¿eh? no se trata de una dictadura ni nada por el estilo, pues las elecciones son frecuentes y transparentes, pero sobre todo no gana el que más dinero tiene, sino el que más apoyo consigue en la base, o sea el pueblo llano.

 

Uno no sabe si reír o llorar, pensando en todas las víctimas de la dictadura. No hay peor ciego que el que no quiere ver, de acuerdo, pero que alguien se crea esto… en Francia, el país de los derechos del hombre, la cuna de la ilustración, suena a locura.

Visto lo visto, me tiemblan las manos a la hora de seleccionar la tercera parte, pero el deber me obliga. No me decepciona. Resulta que Fidel Castro nunca le ha robado nada a nadie. Tampoco su hermano. En fin, que si las cosas van mal en Cuba, es porque el tirano en su infinita bondad y sabiduría ha confiado en las personas que lo han traicionado. Una de las entrevistadas lo compara con Bolívar “Dicen que Bolívar perdonaba dos veces, pero Fidel Castro impulsado por su altruismo y amor a la humanidad, perdona cuatro o las que hagan falta, pues ha sido un genio, lo más grande que hemos tenido en esta isla”.

 

Hay que vivir muy desconectados de la realidad de este mundo para ir por ahí difundiendo esa sarta de disparates y pretender además que alguien las compre. Sin embargo, la existencia misma de este tipo de iniciativa parcial y comprometida hace pensar. No se puede menospreciar la capacidad del castrismo para hacer conciencia en todo el planeta a través de sus asociaciones afines y simpatizantes. Por el momento, hay que decirlo, en Europa triunfan ellos y su visión amañada de la realidad. Para ganar la batalla, en lugar de quejarse, los opositores cubanos y sus simpatizantes fuera de Cuba deberían inspirarse en este tipo de ideas para intentar hacer el mismo trabajo (nótese que muchas de esas iniciativas son personales, espontáneas y sobre todo, sinceras), historia de lograr el equilibrio necesario ante los ojos de la opinión pública.

Deja un comentario