Guitarra y flamenco son dos palabras esenciales para hablar de Reynier Mariño

  • Es un virtuoso del instrumento y el género. Para él, “la guitarra es mi vida y el flamenco, mi alma”.

“Mi viaje por el mundo ha sido largo, once años que he estado en Europa, Asia, África, toda la América, pero en algún momento uno regresa a su tierra, uno dice quiero volver, hacer cosas para la gente, para su país”, confiesa a esta publicación poco antes de estrenar en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de La Habana su espectáculo Regreso, el cual llevará después a Cienfuegos y este septiembre a Santa Clara y Pinar del Río.

Los conciertos, con su grupo y una pareja de bailaores, tienen como invitada a Miriela Moreno, líder de la agrupación Aceituna sin hueso. Proponemos un repertorio variado — dijo Mariño— enfocado principalmente en el flamenco, pero también versiones de temas españoles y clásicos cubanos muy conocidos y sus propias composiciones. “Temas como Entre dos aguas del maestro Paco de Lucía, de Camarón de la lsla, Rocío Dúrcal y Rocío Jurado, por ejemplo Se nos rompió el amor, 20 años, Se me va la vida, Teatro, Regreso, Lo siento mi amor.

— Regreso ¿por Cuba y por el género?

— Efectivamente. Salí en el 2000 cuando había un boom grande del flamenco en Cuba. Lamentablemente ha sido sustituido por otro estilo, quizás ahora un solo estilo se está escuchando. Ahí veo una utilidad de regresar con Miriela a hacer un esfuerzo por rescatar las raíces españolas. Nosotros los cubanos tenemos mucho de españoles, y claro también descendemos de africanos y chinos. Tenemos que defender la cultura española desde nuestra propia idiosincrasia, desde nuestra cubanía. Lo que intentamos hacer en esta unión es recuperar nuestro público, que el flamenco sea la alternativa del que no quiera escuchar el reggeton.

— Hace un flamenco clásico y fusionado…

— El flamenco que hago en Cuba es mezclado con son, rock, pop, punto cubano, jazz, melodías árabes, trova y música clásica. Lo hago así porque hacer flamenco puro aquí es complicado, la gente no lo conoce, y hablo tanto de los artistas como del público. En España sí hago flamenco puro. Tengo mi Compañía de Reynier Mariño, aunque mi hermana y yo somos los únicos cubanos, el resto de los 17 son todos gitanos. Es más fácil y el público que nos va a ver nos conoce. Los gitanos nos siguen. Tengo otra Compañía aquí, la integramos un grupo de cubanos que nos gusta el flamenco y nos gusta la musica cubana.

— ¿Mantienes las dos compañías?

Deja un comentario