Roberto Polo, mecenas y coleccionista

La colección de arte del mecenas cubanoamericano de origen español Roberto Polo, compuesta por 7.000 obras, se instalará en un “edificio histórico” de España, tal y como señaló en declaraciones a DLM el propio coleccionista

 

  • No lego mi colección a ningún museo cubano porque los Castro se lo roban todo y luego lo venden por ahí…

 

Polo (La Habana, 1951) recibió el pasado 29 de junio el Premio Capital de Arte en la categoría de Mecenazgo Internacional por sus donaciones al Museo del Louvre y el Metropolitan de Nueva York y durante su discurso anunció su decisión de ceder su legado a España.

Según señaló a la agencia española, la “única condición” que ha puesto es que su colección, en la que figuran grandes nombres del arte europeo de vanguardias, se aloje en un “edificio histórico”. “España tiene mucho que ofrecer”, dijo.

El lugar escogido acogerá un total de 500 obras de manera simultánea, que irán rotando entre las 7.000 que posee esta colección. “Han sido muchos años coleccionando para dejar las cosas bien atadas”, afirmó Polo.

Actualmente, este artista visual, historiador de arte, filósofo, y coleccionista de arte está negociando la ubicación y los detalles forman parte del “secreto de sumario”, aunque confiesa que “todas las propuestas son muy satisfactorias” y que algunas le han “robado el corazón”.

“Me encanta la arquitectura contemporánea, pero para alojar la colección Polo busco un contrapunto. Me gusta el presente, pero también el pasado, y sobre todo el diálogo entre ambos”, indicó Polo, residente en Bélgica desde 2007.

Además del “origen sentimental”, Polo ha decidido depositar su colección en España por el “gran potencial turístico y cultural”, así como por la falta de “competidores”, a lo que se suma el “altísimo nivel” que ha comprobado tras sus visitas recientes a algunos museos españoles.

“Es un país increíble, donde la colección Polo se va exhibir como se merece”, aseguró el mecenas, que a pesar de tener “educación americana” reivindica que por sus venas “corre sangre española”.

Según dijo a Europa Press, antes de llegar a España, una selección de obras maestras pertenecientes a la colección Polo se exhibirá en el museo Pushkin de Moscú y en la Galeria Atlas Sztuki de Polonia.

Algunos de los artistas que destacan en su colección son Oskar Schlemmer, Laszlo Moholy-Nagy y Kurt Schwitters, tres de los grandes nombres del arte europeo.

Asimismo, también atesora obras de nombres como Marcel-Louis Baugniet, Marthe Donas, Prosper De Troyer, Marc Eemans, Pierre-Louis Flouquet, Huib Hoste, Paul Joostens, Joseph Leonard, Karel Maes, Jozef Peeters, Jules Schmalzigaug, Victor Servranckx, Edmond Van Dooren.

“No me interesan los nombres convencionales. Me encanta descubrir el talento del presente o del pasado y apoyarlo hasta encumbrarlo”, manifestó el coleccionista, que nació en Cuba y que a los ocho años se fue a vivir a Estados Unidos.

A su juicio, en la figura del mecenas han de destacar cualidades como “la generosidad, la curiosidad y la cultura”, un espíritu altruista que, según confesó, le hace “inmensamente feliz”. “La vida nos da mucho y estamos obligados a devolverle a la sociedad buena parte de lo que nos ha dado. He realizado donaciones a muchos museos importantes y a algunos menores que me necesitaban”, agregó.

En este sentido, y preguntado acerca del reconocimiento hacia los mecenas y coleccionistas de arte, Polo cree que en general no hay una respuesta suficiente, “sobre todo en Europa”. No obstante, afirma que se siente “satisfecho” con los reconocimientos y honores que ha recibido en su trayectoria.

Hispanista revivido.