“Va a haber una gran ampliación de la inversión española en Cuba”

La normalización de las relaciones entre la isla y Estados Unidos podría duplicar el número de turistas. Empresas españolas acaparan el 74% de la oferta hotelera cubana. Manuel Marrero destaca la “respetuosa” relación bilateral entre Cuba y España: “Conversé con el presidente Rajoy y le mandó un saludo al presidente Raúl”

El ministro de Turismo de Cuba, Manuel Marrero Cruz, ha hablado para Estrella Digital durante su visita a España para participar en el 8º Foro de Exceltur. Marrero ha destacado la importancia de la normalización de las relaciones con Estados Unidos y su repercusión económica no solo en la isla, sino también para las empresas españolas que operan allí. España, es el primer inversor turístico en Cuba y según el ministro, su presencia podría crecer en un corto periodo de tiempo.

-¿En qué punto se encuentran las negociaciones con el Gobierno de Estados Unidos?

-El 17 de diciembre de 2014 se informó por ambos presidentes del inició de un proceso de normalización entre los dos países. Posteriormente, se restablecieron las relaciones diplomáticas pero el proceso se presupone largo. Aprovecho para recordar que esas relaciones abarcan varios aspectos, de los cuales no todos están resueltos. En el turismo, sigue prohibido por ley que los ciudadanos de Estados Unidos puedan viajar libremente a Cuba, no pasa con ningún otro país del mundo, solo con Cuba.

No obstante, Obama flexibilizó los trámites para visitar el país. Hoy la misma ley que prohíbe el acceso turístico da la posibilidad de hacerlo bajo 12 supuestos distintos. Se adscriben a las diferentes categorías los viajes religiosos, académicos, de asunto cultural… pero no turístico. Las doce categorías se rigen por unas licencias que el Gobierno de Obama ha flexibilizado, relajando los requisitos que había establecido George Bush. Gracias a Obama ahora es más fácil que un americano pueda viajar a Cuba. Esa medida ya ha tenido un efecto inmediato y es que se ha aumentado el número de visitantes norteamericanos un 76%, a pesar de que todavía ningún estadounidense puede comprar un paquete turístico.

-¿Qué peso tiene el turismo español en Cuba?

-El número de visitantes españoles sigue creciendo a buen ritmo. Actualmente, se sitúa en el octavo puesto, pero llegó a estar en el puesto doce. El incremento se debe en gran medida a la mejora de las conexiones entre Cuba y España. La aerolínea española Iberia fue la primera, y después se le unieron otras como Air Europa y alguna compañía más, ayudando a mejorar las cifras. El año pasado nos visitaron cerca de 108.000 españoles, lo que supone un incremento del 39%. Iberia anunció que habrá una séptima frecuencia a la semana y eso va a continuar avanzando. No solo estamos en un buen momento sino que va a seguir creciendo.

-¿Tiene pensado el Gobierno cubano flexibilizar las medidas actuales para ayudar el establecimiento de las empresas?

-El año pasado fue aprobada una ley de inversión extranjera que flexibilizó las medidas y que los empresarios valoraron de forma positiva. De hecho, antes de la ley solo se podía hacer una inversión a partir del suelo, hoy ya es posible hacerlo en un hotel ya construido. Se dan también garantías para la repatriación de todos los dividendos y se les otorga unos privilegios fiscales a las empresas que inviertan. Se han mejorado las facilidades, incluso lo que antes era una queja, los largos trámites que se debían hacer se han conseguido reducir. La nueva ley buscó hacer mucho más estimulante de cara a los empresarios invertir en el país, lo que pone de relieve que la voluntad del Gobierno es seguir avanzando y apostar fuerte por la entrada de capital extranjero en todos los sectores económicos, pero en especial en el turismo.

-¿Cuántas empresas españolas trabajan en Cuba?

-Hasta 11 compañías hoteleras, que tienen 53 contratos de administración hotelera. La parte española tiene el 74% de todos los contratos de administración hotelera y el 69% de toda la presencia extranjera en Cuba es española. De los inversores, es el primero.

-¿Hay nuevas empresas españolas, aparte de las que ya están en la isla, interesadas en invertir?

-La primera reacción, tras la noticia de Estados Unidos, fue que las propias empresas españolas que ya estaban en Cuba pidieron al Gobierno cubano más licencias hoteleras. Evidentemente, el acuerdo abre una frontera muy importante porque se deja de lado ese miedo que existía de que Cuba era un lugar maldito para invertir, todo eso ha desaparecido. En la actualidad, muchas compañías que no están en la isla se han interesado, incluso algunas de ellas están estableciendo conversaciones con empresas hoteleras cubanas para poder invertir y gestionar nuevos hoteles. Estamos hablando de un volumen muy importante, el número de visitantes podría doblarse cuando se acabe con el bloqueo. Por ello, en un corto plazo de tiempo va a haber una ampliación muy grande de la inversión española y de la apuesta de las firmas españolas en Cuba.

-¿En qué nivel se encuentras las relaciones entre España y Cuba?

-Eso habría que preguntárselo al ministro de Exteriores. Las que yo conozco son absolutamente formales, siempre ha existido una relación basada en el respeto. Estuve conversando con el presidente Mariano Rajoy y le mandó un fuerte saludo al presidente Raúl. En materia de turismo, siempre ha habido una fuerte vinculación con el ministro Soria y con la consejera de turismo. Incluso el secretario de Comercio español ha viajado con mucha frecuencia a Cuba, siempre acompañado por entre 20 y 30 empresarios que acuden a la isla buscando oportunidades de negocio. Por tanto, existe una intención fuerte del gobierno español de invertir en Cuba y nosotros estamos siendo muy receptivos. La comunicación es muy buena entre ambos.

Deja un comentario