¿Pero qué esperaban?.. soy cubano

  • El nadador aseguró que actuó con inmadurez.

Lochte admitió que la noche del supuesto asalto, que resultó un invento, “estaba ebrio” y regresaba de una fiesta junto a Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen, todos del equipo olímpico de natación de Estados Unidos. El episodio, que ha avergonzado al deporte olímpico Estados Unidos, ha obligado al nadador a hacer una gira de disculpas por los medios de comunicación.

“Estoy asumiendo la plena responsabilidad en estos hechos por haber superexagerado esta historia. Si no hubiera hecho eso, no me vería en este lío”, ha dicho Lochte en una entrevista en la cadena NBC, que hoy se emitirá completa. “Lo siento, no volverá a suceder”.

Lochte ya había pedido disculpas por contar la mentira de que habían sido atracados a punta de pistola cuando él y varios compañeros de piscina regresaban a la villa olímpica tras una noche de juerga. “Me dejé fuera algunas cosas y otras las conté de manera demasiado exageradas”.
Durante los juegos Ryan Lochte acabó con el dominio olímpico de Michael Phelps al imponerse  en la final de los 400 metros combinados en la natación de Londres.
Lochte, de madre cubana y padre estadounidense, cronometró 4:05.18 minutos para destronar a su compatriota, campeón hace cuatro años en Beijing y dueño del récord mundial de la prueba.

Deja un comentario