¿Sabías cuál es la estrategia de las entidades financieras extranjeras en Cuba?

Ninguna. Sólo asegurarse que les paguen… cuando les pagan

Son las recomendaciones del ICEX*

También España reconoce que la situación financiera de Cuba es ‘delicada’

 

La delicada situación financiera de Cuba hace que uno de los principales elementos en el diseño de una estrategia de ventas a empresas cubanas sea el de asegurar el cobro.

Aunque hay gran demanda potencial para la mayoría de productos, desde productos de consumo para los que bastaría financiación a corto plazo a bienes de equipo necesitados de financiación a largo plazo, la realidad es que no todas las empresas cuentan con medios para pagar sus importaciones o con la posibilidad de obtener financiación.

Las cartas de crédito no tienen problemas técnicos ya que los bancos conocen perfectamente el sistema. Después de un periodo de tiempo en el que no fue habitual la utilización de las mismas, ya que los bancos cubanos no las abrían sin tener generalmente un depósito previo total, en la actualidad es mucho más habitual su utilización. Desde 2013, lo habitual es que las empresas cubanas pretendan pagar a través de cartas de crédito irrevocables sin confirmar a 360 días.

Son varias las instituciones españolas que aceptan estas operaciones al descuento a pesar del elevado coste que deriva del riesgo del país y con las particularidades que exige la legislación cubana. En cualquier caso, toda operación financiera a realizar desde el 2009, independientemente del formato que se utilice (carta de crédito, transferencia contra documentos, etc.), tiene que contar con CL previo para que la misma tenga fiabilidad y exista una garantía de que, en principio, hay divisas convertibles destinadas a esa compra.

En la práctica, los suministradores extranjeros han asumido muchas veces el riesgo de cobro, en muchos casos como crédito de proveedores. La experiencia habitual es que pueden existir retrasos en el pago e incluso impagos.

Las empresas extranjeras han buscado distintos mecanismos para operar en este entorno de riesgo. Uno de ellos es marcarse un techo máximo en el crédito otorgado a sus clientes cubanos y eludir nuevas operaciones cuando se sobrepasa ese límite. Otra modalidad es trabajar desde almacenes en depósito aduanero o contratos de consignación, lo cual permite una mayor fragmentación de los pedidos, un control de los riesgos en curso y una mejor gestión de cobro. Esta fórmula se utiliza en el caso de los productos con una rotación alta y tuvo mucho apogeo durante varios años.

En cuanto a crédito a corto y medio plazo, son varias las instancias oficiales y privadas que lo conceden. Entre las privadas, los bancos, entre ellos los españoles, y las compañías financieras establecidas en Cuba, han venido financiando operaciones a corto y medio plazo, tanto de carácter comercial como las relacionadas con inversiones.

 

Entidades finacieras españolas acreditadas en la isla

 

*ICEX España Exportación e Inversiones es una entidad pública empresarial de ámbito nacional que tiene como misión promover la internacionalización de las empresas españolas.

Hispanista revivido.