Self-Timer Stories o Historias del autodisparador

VALIE EXPORT 'Erste Selbstaufnahme', 1954. Cortesía de la artista.

                   VALIE EXPORT ‘Erste Selbstaufnahme’, 1954.   

 León, 15 de junio de 2015.

Querida Ofelia:

MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, presenta el 16 de mayo Self-Timer Stories [Historias del autodisparador], una exposición colectiva que explora el fenómeno del autorretrato realizado con autodisparador, una práctica popular tanto en el arte como en la vida diaria que se ha revitalizado enormemente en los últimos tiempos debido al uso de las nuevas tecnologías. La exposición, que podrá visitarse hasta el 13 de septiembre, presenta una selección de más de 80 obras de 34 artistas internacionales y españoles, tomando como punto de partida obras procedentes de la Colección Federal de Fotografía de Austria —en préstamo permanente en el Museum der Moderne Salzburg (Salzburgo, Austria)—, en diálogo con obras de la Colección MUSAC y obras de artistas nacionales e internacionales con un enfoque más amplio, que abarcan soportes como películas, vídeos, proyecciones de diapositivas, libros de arte y performances.

La exposición Self-Timer Stories propone un recorrido a través de la historia del autorretrato realizado con autodisparador o temporizador, es decir, el mecanismo de control remoto del obturador de la cámara, a través del trabajo de tres generaciones de artistas, entre los que se encuentran VALIE EXPORT, Esther Ferrer, Sharon Hayes, Matthias Herrmann, Juan Hidalgo, AA Bronson & Matthias Herrmann, Birgit Jürgenssen, Barbara Kapusta, Roberta Lima, Anja Manfredi, Ana Mendieta, Lilo Nein, Cristina Núñez, Carlos Pazos, Carolee Schneemann, Peter Weibel, Martha Wilson, o Francesca Woodman.

Durante la jornada inaugural, y con el objetivo de introducir y contextualizar el aspecto performativo que conlleva la auto-representación, tendrá lugar un programa de performances de las artistas Martha Wilson (Self-Portait, 9173), Lilo Nein (Self-Portrait, 2015), Roberta Lima (Future Past Light Cones, 2015) y Carola Dertnig (Again Audience extended, 2015).

Con motivo de la exposición se presenta asimismo la publicación Self-Timer Stories, editada por Verlag Schlebrügge (Viena).

El autorretrato, que ha sido considerado un género dentro la historia del arte durante siglos, se ha convertido durante los últimos años en un fenómeno omnipresente de la cultura popular a consecuencia de la aparición y popularización de redes sociales como Facebook e Instagram. La publicación de los autorretratos en diferentes soportes -fotografía, películas, vídeos, proyecciones de diapositivas, libros de arte o incluso performances- conlleva la puesta en escena y recreación para las cámaras de aspectos pertenecientes a priori a la vida privada, y su consiguiente difusión en la esfera pública. Esta publicación de lo privado, como puede observarse también en las autobiografías, conlleva un cierto componente de creación de ficción.

En consonancia con esta realidad, la exposición también incluye el actual auge del ‘selfie’ en su recorrido por la presencia del autorretrato la historia del arte. Dada su similitud con el autorretrato clásico en términos formales, los ‘selfies’ podrían considerarse una prolongación de la historia del autorretrato fotográfico. Ahora bien, a diferencia de estas instantáneas espontáneas procedentes de la moda imperante actualmente en la cultura popular, las obras expuestas en la Self-Timer Stories parten de un proceso de reflexión del artista sobre el medio fotográfico y sobre las cuestiones en torno a la identidad y la relación entre el sujeto y el mundo que conlleva la auto-representación.

El autorretrato fotográfico lleva asimismo en su interior un gesto feminista de empoderamiento, que se refleja en la exposición. En este sentido es importante considerar que la aparición de la fotografía abrió un espacio de acción para muchas artistas que históricamente tenían prohibido el acceso a las academias de arte, y que mediante la fotografía vieron ampliadas enormemente sus posibilidades de auto-representación y de expresión de la identidad al margen de la mediación de la mirada masculina.

La práctica del autorretrato fotográfico interactúa con los elementos tecnológicos inherentes a esta práctica, lo que se muestra en una composición que deja a la vista los cables de los disparadores remotos, el disparador remoto digital o simplemente la mano extendida. En el momento del clic de la cámara (que se reproduce artificialmente en la fotografía digital), el yo como autodisparador adquiere un rol determinante y marca la relación entre el sujeto y el mundo, un aspecto que ha estado siempre ligado a esta disciplina.

Por tanto, la fotografía es parte de un proceso artístico en el cual los objetos fotográficos sufren una transformación. En las Body Configurations (1972–1982) de VALIE EXPORT (1972-1982), el acto fotográfico se convierte en el gesto performativo de inscribir el propio cuerpo en el mundo. Renate Bertlmann emplea la cámara como un alter ego; y en las series Metamorphoses (1969) y Renée ou René (1977) juega con los roles masculino y femenino. En Self-Portrait (1967), Peter Weibel se convierte en una mujer recurriendo a elementos femeninos de atrezo. En sus collages, Katrina Dashner organiza un baile de máscaras en el que juega con los clichés sociales, mientras que Anja Manfredi, con su serie de imágenes de una sesión fotográfica en la obra Bow and Applause (2006), dirige el foco de atención hacia su propio cuerpo como símbolo.

El diseño de la artista Doris Margreiter para la exposición adopta y prolonga el uso que hacen las obras expuestas de la intimidad y la revelación, de lo privado y lo público, de la ocultación y la declamación, del mirar y el ser mirado, introduciendo en el juego el elemento de una pantalla como una suerte de agente provocador.

Self-Timer Stories ha recibido el apoyo de la Cancillería Federal de Austria y fue inaugurada en el Foro Cultural de Austria (ACF) de Nueva York en el verano de 2014. También podrá visitarse en el Museum der Moderne Salzburg (Salzburgo, Austria) entre el 29 de noviembre de 2015 y marzo de 2015 con el título Selbstauslöser [Autodisparador]. La exposición en el MUSAC cuenta con el apoyo del Foro Cultural de Austria de Madrid.

La comisaria Felicitas Thun-Hohenstein es historiadora de arte, teórico de arte y comisaria. Es profesora en la Academia de Bellas Artes en Viena. Sus trabajos curatoriales recientes incluyen: Selbstauslöser, Museum der Moderne Salzburg, 2015; Self-Timer Stories, Austrian Cultural Forum New York, Nueva York; Aesthetic of Risk, Charim Gallery, Viena, 2012, Synchronicity, Cairo Biennial, 2008. Ha publicado, entre otros: Performanz und ihre räumlichen Bedingungen: Perspektiven einer Kunstgeschichte ed. Vienna: Böhlau Verlag, 2012; Performing the sentence, Research and Teaching in Performative Fine Arts‘, ed. with Carola Dertnig, Sternberg Press Berlin 2014, Self Timer Stories, ed. (cat.) Anton Pustet Verlag Salzburg.

Título: Self-timer Stories [Historias del autodisparador]. Artistas: Bernadette Anzengruber, Renate Bertlmann, Katrina Daschner, Carola Dertnig, VALIE EXPORT, Esther Ferrer, Heidi Harsieber, Sharon Hayes, Matthias Herrmann, Juan Hidalgo, AA Bronson & Matthias Herrmann, Birgit Jürgenssen, Barbara Kapusta, Susi Krautgartner, Friedl Kubelka (aka vom Gröller), Roberta Lima, Anja Manfredi, Dorit Margreiter, Ana Mendieta, Michaela Moscouw, Laurel Nakadate, Lilo Nein, Cristina Núñez, Carlos Pazos, Sasha Pirker, Àngels Ribe, Constanze Ruhm, Hans Scheirl, Toni Schmale, Carolee Schneemann, Peter Weibel, Hans Weigand, Martha Wilson, Francesca Woodman. Comisariado: Felicitas Thun-Hohenstein. Diseño de montaje: Dorit Margreiter. Fechas: Hasta el 13 de septiembre, 2015 Lugar: Sala 1, MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León. Avda. Reyes Leoneses, 24. 24003, León. España.

Con gran cariño y simpatía desde nuestra querida y culta España,

Félix José Hernández.

Hispanista revivido.