Sellada la unión sagrada entre puertorriqueños

Unión entre los movimientos ciudadanos dirigidos por Iván Arrache Young y José Nieves Seise

El título también pudo haber sido la unión entre Reunificación de Puerto Rico y España con Autonomía para Puerto Rico. O, Reunificacionistas y Autonomistas trabajarán unidos.

 

Sí, usted está leyendo bien.

Ya no es un pedido de unión como lo que veníamos haciendo desesperadamente entre los simpatizantes desde hace meses, sino una realidad. Las luchas por lideratos y protagonismos han quedado atrás.

C__Data_Users_DefApps_AppData_INTERNETEXPLORER_Temp_Saved Images_11958108_933414250030456_581704932866764087_oHoy podemos celebrar que los líderes puertorriqueños que luchan por que Puerto Rico vuelva a ser parte de España están determinados a poner el ideal colectivo por encima de sus personas. Ya no existe ningún impedimento para que se mezclen los nombres o se confundan entre los miembros cuando algún reportero nos mencione.

Soy de los que piensan que esa duplicidad de manifestaciones tuvo un lado muy positivo: aquella lucha provocó una sana competencia y una carrera donde cada grupo se daba prisa por organizar manifestaciones públicas y ganar espacios antes que el otro. Por otra parte, las disputas internas despertaron el interés de muchos dentro y fuera de Puerto Rico y, como no existe la mala publicidad, todos terminamos sacando provecho.

Pero todo eso es historia, el presente es muy diferente.

Logramos cohesión allí donde antes existían diferencias de criterio. La comunicación, el diálogo y el compromiso son un hecho. Podemos tener diferentes puntos de vista, enfoques ditintos sobre algunos temas, pero nuestro objetivo siempre será el mismo: hacer que Puerto Rico regrese a la Madre de la que nunca pidió separarse.

Quizás algunos todavía no entiendan la magnitud de este paso, de esta fusión, unión o como quieran llamarlo. Pero consideren que si a pesar de las pasadas luchas internas, ambos grupos consiguieron ser recibidos por dignatarios e imponerse dentro del paisaje mediático nacional, dominado por intereses opuestos a nuestra causa ¡Imagínense cuánto lograremos de ahora en adelante!

El tema de hoy es corto, sin espacio para la crítica o controversia, al menos no para los hispanistas puertorriqueños comprometidos con este noble ideal.

No importa que aquellos que siguen creyendo en la leyenda negra pretendan ignorar nuestro combate, pues a fin de cuentas tendrán que rendirse a una evidencia: pese a las dificultades seguimos creciendo y estamos más unidos que nunca.

Hispanista revivido.