SOBRE LA HISTORIA OFICIAL DE LA REVOLUCION CUBANA

París, 15 de diciembre de 2015.

Querida Ofelia:

Te hago llegar otro de los testimonios del ex guerrillero del Escambray Miguel García Delgado que obtuve el verano pasado en Miami, su ciudad de exilio como la de tantos otros cubanos que lucharon por ver a una Cuba Libre de la tiranía de Fulgencio Batista y vieron sus sueños convertidos en pesadillas en la Isla del Dr. Castro.

“Sobre La Revolución Cubana se han escrito infinidad de versiones. Algunos autores, atraídos por el complejo proceso insurreccional que culminó con el derrocamiento de la dictadura del General Fulgencio Batista, el 1 de Enero de 1959, se aventuraron a dar sus interpretaciones con interés y mérito, pero con una objetividad relativa.

La verdad, como necesidad histórica, tiene que abrirse el camino, forzándonos por una cuestión moral, a reescribir el proceso revolucionario, desde una perspectiva inclusiva, donde estén presentes, las múltiples facetas de la clandestinidad, los asaltos heroicos y la creación de los diferentes Frentes Guerrilleros. Tomando en cuenta todos estos factores, nos aproximaremos a la realidad, de una manera más completa y alejada del dogmatismo sectario y parcializado, de aquellos recuentos que dependen sólo de la información gubernamental e influenciada por los comunistas, que han contribuido a las falsedades y a los insultos hacia los que no somos afines a su ideología.
Continuar por el camino fácil, viendo los hechos en parte y no en su conjunto, e equivale a engañarnos a nosotros mismos, y algo mucho peor, ocultarle la verdad a las generaciones venideras. Es enteramente tendencioso que en la mayoría de los libros de historia, escritos dentro de Cuba, todo aquel protagonista que discrepó del curso de La Revolución y se apartó de ella, ha sido blanco de los peores calificativos; sin distinción ni matices, sin tomar en cuenta ni los méritos acumulados. Todos pasaron a ser: gusanos, apátridas, contrarrevolucionarios, agentes al servicio del imperialismo, y por supuesto, sin que nadie se escapara de la acusación, agentes de la C.I.A. Y 52 años después siguen con la misma retórica.

Recuerdo que Fidel dijo en el informe central del Primer Congreso del P.C.C.: ‘La historia debe ser respetada y expuesta tal como sucedió exactamente’.

En Cuba todo es muy bien escudriñado y nadie puede publicar un libro o artículos en ningún periódico sin que lo sepa el gobierno. Todos los libros, salvo algunos como los de la Sierra Maestra escritos por Fidel o los de Efigenio Amejeiras, se publican historias con ofensas a los otros compañeros que lucharon en la clandestinidad y los distintos frente de guerra que se abrieron en Cuba.

¿Por qué cuando Fidel escribe sobre algo, otros ‘autores’ se desencadenan en un torbellino de falsedades y calumnias? Los comunistas del P.S.P. tenían sus razones, ellos no iniciaron la lucha contra Batista porque eran sus aliados y cuando se dieron cuenta de que al tirano le quedaban sólo meses en el poder, fueron a la Sierra Maestra para bajar de ella montados en el tren de la victoria.

Los del P.S.P. se ensañaron contra los fundadores del Segundo Frente de Guerra que se fundó en Cuba. Todo para ellos era muy claro, ya que a través del compañero José (Wilfredo Velázquez), ya sabían que los hombres que estaban en aquel frente de guerra no simpatizaban con el comunismo.

Así fue que sistemáticamente empezaron a colocar a sus cuadros en posiciones claves y hacerle la vida imposible a los que no podían convencerles de las ‘bondades’ del marxismo.
Todo lo que se ha escrito sobre la Revolución en la provincia de Las Villas ha sido amañado, puras mentiras o medias verdades, siempre tratando de descalificar a los que no se doblegaron ante el poder.

Sobre el ataque al Palacio Presidencial no han sido justos en valorar a los que llevaron a cabo tan valiente hazaña. Un ‘señor’ que se ha robado esa acción no ha dicho más que mentiras. ¿Por qué lo han dejado que siga mintiendo tan descaradamente, si Fidel Castro sabe la verdad?

Es tan bochornoso cuando los ‘historiadores’ se quedan callados. Pero algún día las futuras generaciones descubrirán la verdad. No se puede ocultar la verdad. Considero que el libro donde aparecen más mentiras es ‘Después de Palacio Guerra en el Escambray’. Lo escribió Faure Chomón, y lo firmó como suyo el General Ramón Espinosa Martín.

Es por eso que un grupo de revolucionarios que pertenecimos a las distintas organizaciones que ayudaron a derrotar al régimen de Batista y apoyamos a Fidel Castro, estamos publicando por Internet las historias que nosotros vivimos y participamos. Ya desde hace rato nuestro amigo Félix José Hernández las hace conocer en países donde no hay censura como: EE.UU., España, Francia, Suecia, Italia, etc. Cuando en el futuro se busque la otra versión de los hechos de la historia de la lucha contra el régimen de Fulgencio Batista en los años cincuenta en Cuba, podrán analizar quién falseó lo ocurrido. Inspirándome en una famosa frase de Fidel Castro, puedo afirmar que: ¡La historia no los absolverá!” Miguel García Delgado.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Hispanista revivido.