3.750 millones más que salen del fondo de pensiones para salvar el tinglado del señor Rajoy, mientras se anuncia una bajada de impuestos que solo permitirá ahorrar 5 euros al mes para el 70 por ciento de la población, mientras que es curioso como el desgrave es progresivo en relación a las rentas más altas.

Sinceramente ¿a quién le encargan las cuentas?

Una perdida estimada de 1.500 millones en la recaudación, para que quienes cobren 40.000 euros anuales se ahorrarán sólo 100. Mientras que los impuestos indirectos que afectan gravemente a la economía de las clases menos pudientes y de los negocios locales sigue en aumento.

Resumiendo: Este gobierno cerca de las elecciones ha querido quedar bien con la común rebaja de impuestos, pero eso sí, directos y atribuidos al patrimonio. Mientras buena parte de su población se empobrece día a día y mientras millones de personas sobreviven a duras penas.

Aunque dan tanto miedo como el resto. Todos los partidos sin excepción han hablado de una subida de los impuestos y tasas para después de las elecciones. Pero a la gente se le olvidan las palabras que afectan a sus bolsillos por sacar la banderita del partido de turno.

Admitámoslo, sin el euro ahora mismo nos arruinaríamos, pero a su vez es el principal factor del encarecimiento de los costes de vida.

España solo puede salir adelante con una subida de los salarios, algo que suele verse de una forma antieconómica a un plazo inminente.

Pero es el único medio sin salir del euro que permita pagar la deuda y que el ciclo económico interno no caiga en recesión en unos años. Mientras se ve la subida de precios y como estos, así como los impuestos se han equilibrado al nivel de Alemania o de Francia.

Una subida que ponga los sueldos base al nivel del resto de la Europa Occidental. No queda otra, la única ventaja que teníamos respecto al sueldo que hemos tenido esto años ha sido que el coste de los productos y bienes era de la mitad que en Francia o el Reino Unido.

Desgracia que pasara esa época, no tenemos ni para pipas.

Deja un comentario