No debe importar a ningún español solidario cualquier proyecto que impulse el desarrollo de una región tan amada como Cataluña o cualquier otra.

Que el Sr. Presidente del Gobierno de España visite Cataluña es un acto de obligación por razón del cargo; que, además de empaparse de la realidad del momento en Cataluña, el Sr. Rajoy comprometa dinero en inversiones es lo normal en cualquier dirigente que se preocupe de los territorios que gobierna; que vigile posteriormente ese gasto también sería un buen detalle de buen gestor. No debe importar a ningún español solidario cualquier proyecto que impulse el desarrollo de una región tan amada como Cataluña o cualquier otra.

Lo que sí sería criticable es que un político nacional pretendiera acallar cualquier tipo de presión sobre su gobierno a base de dinero y no de los razonamientos pertinentes o de las medidas legales, que las hay, para ese tipo de situaciones.

Tampoco sería justo que el Sr. Rajoy visitara Cataluña con preferencia a cualquier otra región española o hiciera oídos sordos a reivindicaciones de territorios mucho más atrasados, por ejemplo en comunicaciones.

La situación de abandono en que se encuentran todos los territorios de La Raya, la frontera entre España y Portugal. Ahora que va a celebrarse, el próximo mes de mayo, la Cumbre Hispano-Portuguesa sería un ejercicio de igualdad de trato comprometerse, con cantidades contantes y sonantes, con un tanto por ciento importante de las cerca de cien peticiones urgentes de portugueses y españoles y no limitarse, como en ocasiones anteriores, a firmar documentos rimbombantes de amor fraterno sin compromiso alguno.

Terminar la Autovía Lisboa- Valencia, pasando por Puertollano, Almadén, Los Pedroches y La Serena, en un plazo máximo de seis años, podría ser otro gesto de interés y buen gobierno.
Qué decir de las comunicaciones Oporto- Zamora, o del corredor Andalucía-Aragón, o del AVE A GALICIA, QUE YA HAY QUE PONERLO CON MAYÚSCULAS, las comunicaciones con el puerto de Sines, con el Algarve, etc. etc. etc.

Felicidades, Sr. Rajoy por su visita a Cataluña, felicidades Sr. Rajoy por todas las visitas que, a continuación de hoy, va a realizar usted a todos los demás territorios de esta España aún invertebrada que habitamos otros españoles y portugueses que pretendemos ser también de primera división. ¡Por cierto, no se olvide la chequera! ¡Con fondos, claro!

Partido Ibérico (íber)
IBERIA: Maestra de la vida.

Deja un comentario