Suscriben acuerdos políticos y de cooperación Unión Europea y Cuba

Diplomáticos de Cuba y la Unión Europea (UE) realzaron hoy en esta capital la firma de un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la isla caribeña y el bloque regional, sellado esta misma jornada en Bruselas.

 

Embajadores o representantes de los países miembros de la agrupación europea, funcionarios del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores (Minrex), así como la prensa nacional y la extranjera acreditada en Cuba se reunieron en la sede de la Delegación de la UE en La Habana para compartir impresiones sobre el convenio.

Los presentes recordaron que el acuerdo puso fin formalmente a la Posición Común, una política adoptada por la UE hacia Cuba de forma unilateral y con un marcado carácter injerencista y selectivo.

Al inicio del encuentro, el ministro consejero y jefe de la sección política de la Delegación de la UE en La Habana, Alain Bothorel, comentó que la firma fue un momento esperado por muchos años para las relaciones entre Cuba y el bloque.

También señaló que Europa y Cuba comparten lazos históricos, los cuales son relevantes para los vínculos entre las partes.

Bothorel subrayó que el acuerdo firmado en Bruselas proporciona el marco legal para el diálogo político, el incremento de la cooperación y el impulso de la actividad comercial.

Igualmente permite y alienta el intercambio de opiniones en cuanto a temas en los cuales existen diferencias, pero siempre sobre la base del respeto, la igualdad y el principio de no injerencia en los asuntos internos, según precisaron en la capital belga tanto el titular del Minrex, Bruno Rodríguez, como la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini.

El ministro consejero de la Delegación de la UE en Cuba recordó que ahora el acuerdo debe ser ratificado por el Parlamento Europeo y los poderes legislativos de los 28 integrantes del bloque, aunque desde este mismo instante la mayor parte del texto se aplica de manera provisional.

Durante la ceremonia en Bruselas, el canciller cubano insistió en que Cuba apuesta por el desarrollo de relaciones internacionales pacíficas y basadas en el respeto, la no injerencia y la libre determinación de los pueblos.

Rodríguez hizo énfasis en que la isla tratará de esa manera a las restantes naciones, pero que a la vez espera ser tratada del mismo modo.

Esos principios -apuntó- están recogidos en la declaración realizada en 2014 en La Habana durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en la cual se proclamó a la región como una zona de paz.

Hispanista revivido.