La Junta Directiva del Centro quedó integrada por los asociados: Roberto Ogando Zas, como presidente; Felipe Cid Domínguez, vicepresidente; Adolfo A. Lozano Jiménez, secretario; Élida Pereira Jiménez, tesorera, y Nilda González Sánchez, vicetesorera.

La nueva Junta Directiva del Centro Unión Orensana de La Habana, que regirá los destinos de la institución durante el período 2017-2012, tomó posesión de sus cargos ante un centenar de asociados e invitados el pasado 29 de enero, como parte de la Junta General celebrada en el 2° piso del antiguo Palacio del Centro Gallego de La Habana.

Previo a la asamblea, se guardó un minuto de silencio como póstumo homenaje a Fernando Amarelo de Castro, primer secretario xeral para as Relacións coas Comunidades Galegas no Exterior y fiel amigo de Cuba dándose a conocer parte de su extraordinaria hoja de servicios en el Gobierno gallego junto a Manuel Fraga Iribarne, entonces presidente de Galicia. Asimismo, fueron recordados todos los asociados fallecidos en el pasado año 2016.
La Junta Directiva del Centro quedó integrada por los asociados: Roberto Ogando Zas, como presidente; Felipe Cid Domínguez, vicepresidente; Adolfo A. Lozano Jiménez, secretario; Élida Pereira Jiménez, tesorera, y Nilda González Sánchez, vicetesorera.

Los vocales serán Mariana Anllo González; Rosabel Sánchez Calviño; Rosaura Calviño Barrera; Marina García Moreira; José A. Espinosa Hernández; Práxedes Pérez Hernández; Maria A. Pinillo Serrano; Genoveva Novoa Piteira; Juan L. López Ayra; Mercedes Fernández García; Manuel Álvarez Fuentes; Yamile García Alpizar y Sara E. García Pantoja, los que tendrán a su cargo el trabajo de las nueve comisiones  constituidas para llevar a cabo el trabajo social.

La pincelada cultural contó con las actuaciones del grupo ‘Imeya’, que dirige Yamilé García, el cual se presentó con sus tres grupos de danza española, pequeñas, medianas y grandes, concluyendo la actividad con una merienda de confraternidad. Entre los invitados se encontraban los presidentes de sociedades gallegas, Domingo Regueiro Regueiro y Blas Nabel Pérez Camejo.

Deja un comentario