Los norteamericanos desembarcaron en Daiquirí y tomaron Siboney. Su avance hacia Santiago comenzó el 24 de junio, pero fueron vigorosamente retenidos por las tropas españolas, a quienes la superioridad técnica de sus fusiles Mauser les permitió infringir a los invasores un considerable número de bajas.

Deja un comentario