Tragedia

Por: Carlos Cabrera Pérez

Cuba celebra hoy el día de Santa Bárbara, una virgen católica al uso como la mayoría de las vírgenes de los pueblos milagreros y frustrados.

Dicen los sincréticos que Santa Bárbara corresponde a la deidad yoruba Shangó, según las reglas de esa cochambre interesada para contrarrestar a la Cuba católica con el animismo de la Regla de Ocha.

Conocí el caso de un señor que se había tatuado una imagen de Santa Bárbara en su espalda en agradecimiento a la salvación de una hija, que él atribuyó a un milagro de su virgen favorita.

Era un buen ciudadano y un magnífico trabajador, hasta el punto de resultar elegido Obrero Ejemplar, paso previo al proceso de ingreso en el Partido Comunista de Cuba (PCC), cuya estructura más cercana comunicó su decisión al elegido.

Entonces -ya no- una de las invalidantes para ingresar en el PCC era tener creencias religiosas y aquel obrero ejemplar se empeñó en borrar aquel tatuaje de su espalda para facilitar su ingreso al único partido legal en Cuba.

Murió en el intento, a consecuencia de unas terribles quemaduras.

En paz descanse.

Hispanista revivido.