Tres años en déficit de lluvia

  • Excepto la zona oeste-interior, el resto de la Isla ha tenido actividad de precipitación por debajo de lo normal 

Todo comenzó en 2013. La temporada de huracanes de ese año, o sea, el período que discurre entre junio y noviembre, no trajo la lluvia que se esperaba. El saldo fue un déficit de precipitación que se agravó en 2014, año que, de hecho, culminó como el  undécimo más seco en la historia climatológica del País. Ahora, el 2015 luce muy similar a sus predecesores.

Lo anterior confirma que las sequías no ocurren de la noche a la mañana, dijo Ernesto Morales, coordinador de avisos del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), y añadió que estos eventos no necesariamente se manifestan de forma generalizada.

El más reciente informe del Monitor de Sequía de los Estados Unidos, publicado el pasado jueves, da cuenta de que la zona más afectada por la falta de lluvia es la mitad este de la Isla. Unos 25 pueblos están incluidos en la categoría de “sequía moderada”, mientras que la región bajo condiciones “anormalmente secas” se extiende hacia el este,  en una línea imaginaria desde Arecibo hasta Ponce, tocando partes de Utuado, Ciales, Orocovis, Coamo y  Juana Díaz. La población afectada por la sequía es de 905,109 habitantes.

Asimismo, mapas de precipitación del SNM, que recogen información de sus radares y de sensores del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), apuntan a que hay zonas, como el bosque nacional El Yunque, en las que el déficit de lluvia ya ronda las 20 pulgadas. En términos generales, el déficit de lluvia en la mitad este de la Isla oscila entre seis y 16 pulgadas.

Hispanista revivido.