El candidato republicano a la presidencia de EEUU, Donald Trump, ha asegurado en un discurso en Miami que revocará la reapertura de relaciones diplomáticas entre EEUU y el régimen de La Habana en caso de que gane las elecciones de noviembre

  • Trump aseguró que solo mantendría el acercamiento al Gobierno cubano si este “cumple con nuestras demandas de libertad religiosa y política para todos los cubanos”.

En su discurso, el candidato republicano expresó que “vamos a apoyar al pueblo cubano en su lucha contra la opresión comunista. El pacto de Obama solo beneficia al régimen de Castro”.

En un mensaje dirigido en especial a la comunidad del sur de Florida, Trump aseguró que todas las concesiones hechas por el presidente Obama se hicieron mediante órdenes ejecutivas, lo que significa que el próximo inquilino de la Casa Blanca las puede revertir.

“Eso es lo que haré yo —ahondó— a menos que el régimen de los Castro cumpla con nuestras demandas, que incluyen la libertad política y religiosa para todos los cubanos, y la liberación de los presos políticos.”

Giro en el mensaje

El discurso de Trump implica un giro en lo que hasta ahora habían sido sus mensajes en la política hacia La Habana.

Hasta ahora, el candidato republicano había declarado que le parecían bien las medidas de acercamiento de Obama, pero que este no había ido suficientemente lejos en la defensa de los intereses de los norteamericanos, sugiriendo, de ese modo, que ahondaría en la actual política de la Casa Blanca.

En marzo de este año, durante una entrevista con CNN, Trump se declaró abierto a abrir uno de sus hoteles en la Isla.

“Yo lo haría, en el momento adecuado y cuando tengamos permiso para hacerlo”, declaró, reprochándole a Obama que no hubiera conseguido un pacto más beneficioso con La Habana.

También, antes de que comenzaran las primarias del partido republicano, el actual candidato llegó a declarar que “50 años son suficientes”, en relación a la política de embargo económico y comercial a Cuba sostenida por los anteriores presidentes de EEUU.

Los últimos sondeos señalan que Florida será decisivo en las próximas elecciones. Según un sondeo divulgado en agosto por la Universidad Monmouth de Nueva Jersey, Clinton tenía nueve puntos de ventaja sobre Trump (48% sobre 39%) en Florida.

En cambio otro sondeo, de la Florida Atlantic University Business and Economics Polling Initiative (FAU BEPI), también de agosto, señalaba que Trump contaba con el 43% de respaldo y Clinton con el 41%.

Deja un comentario