El sindicato ha exigido al Gobierno de Extremadura que “ponga fin a esta sangría de mano de obra joven” y al “trauma” que supone que familias enteras “decidan irse de Extremadura”, con la “pérdida de capital humano” que eso supone “en términos de potencial desarrollo y progreso”.

El sindicato UGT ha propuesto un plan integral para “recuperar población” ante la “sangría” de emigración extremeña a otras regiones que se está llevando a cabo en estos últimos años, y que ha cifrado en 28.211 jóvenes y 9.130 personas de entre 35 y 49 años.De esta forma, y a través del Plan Integral, UGT pretende conseguir el “retorno de ciudadanos, especialmente jóvenes”, que han abandonado la comunidad para buscar oportunidades de empleo en otros ámbito geográficos, “dentro de una Estrategia regional de lucha contra la despoblación y el envejecimiento”.

Según el sindicato, “esta es la realidad que han producido las políticas tanto económicas como laborales del actual gobierno de la región, políticas que se han mostrado ineficaces para el desarrollo económico y social de Extremadura, pero además de ineficaces nos han llevado a una situación difícil de remontar”.

DATOS DEL INE

Este sindicato señala que los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan que no solo los jóvenes (28.211 menos en el periodo 2011 y 2015, de ellos 7.906 sólo en 2014) sino también trabajadores entre 35 y 49 años que han decidido marcharse de la región (9.130 entre 2011-2015) de los que más del 50 por ciento (4.305 personas) lo han hecho en el último año; un dato que “induce a considerar que ya ha empezado de forma cuantitativamente relevante la emigración de las familias”.

Para UGT, “en conjunto, son ya 37.341 los extremeños en edad laboral que han decidido buscar un mejor futuro fuera de Extremadura, mientras que la franja poblacional de entre 50-64 años ha aumentado en el mismo periodo en 22.645 personas”.

Por todo ello, ha señalado que “este trasvase demográfico ofrece una fotografía desoladora de la región en la que crece la población envejecida” y la mano de obra (mayores de 50 años) tiene gran dificultad para acceder de nuevo al mercado laboral.

Deja un comentario