Un adivino en La Habana

Las profecías Fidel Castro y el periodismo pesetero

El viejo djin Jottábich es con certeza la novela juvenil soviética más conocida en Cuba.

Lo que no sabe mucha gente es que Fidel Castro (a quien también se le solía identificar, por sus mentiras más que por su barba, con el descolocado genio que el pionero Volka rescatara en su día del Moscova dentro de un ánfora), practicaba como a nadie las artes proféticas.

Sus talentos como mago adivinador los ejerció varias veces. Unas con éxito y la mayoría sin. Así lo relata un reciente artículo de Nora Calzadilla, aparecido el 24 de abril de este año en el portal de Radio Enciclopedia titulado “Con Fidel, tras su interminable luz y profecías“.

La periodista hace referencia a la respuesta que dio Castro a Brian Davis, el enviado especial de una agencia inglesa (no dice el nombre), acreditado en una rueda de prensa que el dictador cubano concediera durante su mediática visita de Estado a Vietnam en 1973.

La anécdota la recoge el narrador argentino Pedro Jorge Solans (1). Relata el ensayista que durante la citada conferencia el periodista le preguntó: “¿Cuándo cree usted que se podrán restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, dos países tan lejanos a pesar de la cercanía geográfica?

Castro lo miró fijamente unos instantes y respondió en estado segundo y con voz cavernosa:

“Estados Unidos vendrá a dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano”.

Concluye su artículo sin contarse un pelo la deslumbrada Nora Calzadilla, declarándose como incondicional “adoradora de la vida, obra, luces inacabables y profecías de Fidel”.

Yo que soy un poquito más escéptico he contactado al señor Solans por el féisbuc y estoy esperando que se manifieste.

Lo que sí puedo confirmar con certeza por el momento es que Brian o Bryan hay montones, pero ninguno corrobora (un periodista australiano, fallecido en 1985 pudiera corresponder según su biografía) esta alocada historia de la señora Calzadilla, que en pleno arrebato se atreve a calificar a Castro de “cronista y protagonista sin par de la historia universal” y estima su mensaje como “profético” esperando sin dudas que tal panegírico pueda propiciarle pronto un viajecito a Miami en el marco del “intercambio cultural”.

(1) Pedro Jorge Solans, es periodista, narrador y ensayista argentino. “Fidel en 1973: Estados Unidos vendrá a dialogar con nosotros cuando tenga un Presidente negro y haya en el mundo un Papa Latinoamericano”, en su artículo publicado en la Internet con el título, “Cuba atraviesa tiempos de cambio”

Hispanista revivido.

more recommended stories