Así lo afirmaban el primero de junio de 1959 los ganaderos cubanos y advertían: “anula la propiedad”

Deja un comentario