A estas palabras de Fidel Castro respondía un editorial del periódico titulado “El humanismo” que conviene recordar y que por ese motivo reproducimos aquí:

“Yo no soy un abogado del capitalismo individualista, sino simplemente un acusador del capitalismo de Estado, o comunismo, mil veces más brutal, más villano y más estúpido que aquel. Aquél, hijo de la ambición del hombre, crea lo que no puede consumir. Este, hijo de la envidia del hombre, quiere consumir lo que no puede ni sabe crear”.

[supsystic-gallery id=4 position=center]

Deja un comentario