Un tercer jugador abandona el equipo para pedir refugio en los Estados Unidos

A ritmo de un jugador por partido fueron las deserciones de los futbolistas cubanos en la Copa Oro de la CONCACAF 2015, al menos hasta ahora, pero el equipo en la isla se las arregló para meterse en cuartos de final de la competencia, con un agónico triunfo de 1-0 sobre Guatemala.

Este miércoles fue el mediocampista Darío Suárez quien se desmarcó del equipo y no regresó al hotel donde se hospedaba, en vísperas del partido contra Guatemala en el Bank of America Stadium de Charlotte, Carolina del Norte, según confirmó a CaféFuerte un miembro de la delegación cubana.

Suárez, natural de La Habana, cumplirá 23 años el próximo agosto.

“Dijo que iba a comprar algo al supermercado, pero aún lo están esperando”, agregó la fuente, que pidió no ser identificada.

Hispanista revivido.