Nada menos que 300.000 nacionales se trasladaron al extranjero entre 2010 y 2014

Según la Estadística de Variaciones Residenciales del INE el número de emigrantes españoles se incrementó en un 114 por ciento entre 2010 y 2014 al pasar de 37.278 a 80.141. A lo largo del año pasado dejaron el país 445.567 personas en su mayoría residentes en Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana.

Nada menos que 80.141 españoles se trasladaron al extranjero en el año 2014, según los datos de la Estadística de Variaciones Residenciales que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) el lunes 15 de junio. Respecto al año 2013 se ha producido un incremento del 10,6 por ciento en el número de emigrantes ya que en dicho año fueron 72.449, es decir, 7.692 menos que en 2014.

En el periodo 2010-2014 el número total de emigrantes ascendió a 299.101 y entre el año 2010 y el 2014 el incremento del número de españoles que decidieron trasladarse al extranjero se incrementó en un 114 por ciento, al pasar de 37.278 a 80.141.

Por otro lado, cabe destacar que mientras el número de extranjeros que se marcharon de España en 2014 disminuyó respecto a 2013 (de 381.094 a 365.426), el número de españoles se incrementó (de 72.449 a 80.141).

La mayor parte de los españoles que dejaron el país residían en la Comunidad de Madrid (19.318), en Cataluña (15.713), en Andalucía (8.912) y en la Comunidad Valenciana (8.356). De Galicia se fueron 4.542 y de Canarias 4.404.

En cuanto a los países de destino los españoles que se fueron al extranjero se decantaron por Reino Unido (9.552), Francia (8.306), Ecuador (7.841), Alemania (7.640) y Estados Unidos (6.339). Otros países elegidos fueron Colombia (3.887), Suiza (3.275), Venezuela (2.808), Bélgica, (2.491), Argentina (2.115), Chile (1.980), Perú (1.830), Brasil (1.646), Bolivia (1.565) y Países Bajos (1.347).

De los 80.141 españoles que dejaron el país en 2014, 38.941 lo hicieron a Europa (33.965 a la UE y 4.976 a otros países); 35.042 a América; 3.488 a Asia, 1.953 a África y 710 a Oceanía.

Deja un comentario