El presidente del CRE de Cuba debería seguir el ejemplo de esta compatriota

María Jesús Vázquez Tiscar llegó a Canadá en 1970. Hoy es la máxima responsable del CRE de Montreal, desde donde intenta ayudar a todos los españoles residentes en un país de dimensiones colosales.

 

Elías Domingo para la Región

¿Cómo definirías el trabajo que lleváis a cabo en el CRE?
En principio es un trabajo para canalizar las necesidades del colectivo español en el exterior hacia la Administración, sensibilizando a los a los diferentes ministerios para que atiendan estas necesidades. Pero es también un trabajo de mucha paciencia, ya que nuestras peticiones no son recogidas tan rápidamente como desearíamos y muchas de ellas se diría que han sido olvidadas en un cajón de algún despacho ministerial. Esto hace que muchas de estas peticiones se repitan año tras año casi sin esperanza de respuesta o de solución.

¿Cómo es vuestra relación con los españoles que viven en el país?
La relación con los españoles que viven en Canadá es buena. Naturalmente, el país es muy grande y aunque se envía información al término de los Plenos y de las reuniones de las diversas Comisiones, el contacto directo es quizás lo más importante, ya que la gente nos conoce personalmente y es más fácil reunirse para comentar problemas o pedir informaciones sobre algún tema específico. Es por esto que la relación más fuerte es con las personas de Montreal, la única ciudad que tiene un Consejo de Residentes.

Hace poco se celebró el pleno del CGCEE. ¿Qué conclusiones sacaste?
Los plenos del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior son siempre ocasiones excelentes para intercambiar ideas, argumentos o soluciones para muchos problemas entre los Consejeros. Al mismo tiempo se revelan fallos y evasivas de la Administración que producen un cierto desánimo o apatía. Esto es un poco lo que he sacado en conclusión: parece que el CGCEE no tiene ningún poder real de cara al Gobierno, a pesar de que representamos a casi dos millones de españoles en el exterior.

¿Qué crees que hay que mejorar más rápidamente en relación a la emigración española?
La mejora tendría que venir de la Administración. Necesitaríamos tener representantes en las Cortes o en el Senado; que se hable del CGCEE y de los problemas del colectivo español en el exterior en la prensa nacional; que el Gobierno firmase más convenios con muchos países que no pertenecen a la Unión Europea y que tienen leyes diferentes, como algunos países confederados (Estados Unidos, Canadá, etc.) donde los estados o provincias tienen competencias propias, tanto en educación como en sanidad y otras áreas.

¿Tenéis o habéis tenido relación con otros CRE?
Normalmente tenemos contacto con los CRE de otros países a través de los consejeros participantes a los Plenos del CGCEE y estamos al corriente de varios problemas que existen en algunos países.

¿Y con las Embajadas o Consulados?
En nuestro caso, es decir, en el CRE de Montreal, tenemos regularmente contacto y muy buenas relaciones con el Consulado General de España en Montreal y con la Embajada en Ottawa. El Cónsul asiste a todas las reuniones del CRE y también lo hace el Consejero de Empleo y Seguridad Social de Ottawa.

¿Cuál es vuestra prioridad ahora mismo?
Nuestra prioridad actual son las próximas elecciones para los CRE, con la creación de nuevos y renovación de los existentes. También continúa siendo una prioridad la eliminación del “voto rogado”, lo cual esperamos sea resuelto por la próxima Administración lo más rápido posible.

¿Echáis de menos más ayudas desde España?
Sería interesante que las escuelas españolas en cada país estuvieran mejor financiadas, para que las tarifas de inscripción fueran mínimas y que los programas ALCE pudiesen implantarse con clases presenciales, sobre todo para los primeros niveles de educación.

Deja un comentario