Un día como hoy pero de 1869, los lectores habaneros del Diario descubren que los rebeldes han quemado una ciudad

e3180fec09092caf2c201fe7ce7793c7ab4b2b2e

El general, conde de Valmaseda, con los valientes que acaudilla, ha entrado en Bayamo, reducido a cenizas el 11 de enero por los que han tenido la osadía de llamarse amigos de Cuba y defensores de sus derechos.

Este acto de vandalismo los coloca fuera de la ley, los reduce a la condición de incendiarios.

No sabemos qué manos habrán aplicado las teas; pero nos repugna creer que hayan sido los hijos de Cuba con sangre española en sus venas. Honrados y laboriosos habitantes del Departamento Occidental, ya sabéis la suerte que espera a los pueblos que domine la rebelión, ya sabéis que os reservan para despedida.

 

Deja un comentario