Variaciones sobre los candidatos a presidente: la guerra y la paz

En las manos de todos nosotros está armarse con buenas armas de guerra y aprender a usarlas y además a organizarse en milicias para contener la tiranía y un mal gobierno

 

Por Julio Soto Angurel

Cualquiera de los candidatos, Trump, Cruz, Clinton, Sanders son iguales en el aspecto que de seguro tendrán su guerra por ahí.

Siempre hay guerras, siempre y con cualquier presidente.

Si llegara a haber un presidente tan pero tan pacifista que fuera incapaz de lanzar a la guerra a su pueblo, lo sacan de la presidencia por flojo.
Debe haber en el planeta algún país que no tenga guerra. Debe existir, porque en la viña del Señor hay de todo.

Pero siempre hay guerras, lo normal es eso.

Cuando en las oraciones católicas, se recita: “Señor danos la paz” es porque siempre ha sido en la guerra, con algunos períodos de paz.
¿Los Castro, no le han hecho por gusto la guerra a los cubanos para degradarlos y destruirlos como nación? y nos han legado un país destruido. ¿Eso es guerra o no lo es?
El liberticidio generalmente termina con la guerra o con tremendas contracciones sociales que derivan en violencia. No se ha hablado de guerra, pero el tema subyace en el contexto con la simple mención de añadir a Hitler.

Adolfo Hitler fue llevado al poder mediante elecciones limpias y honestas y los alemanes aplaudían el discurso de Hitler que siempre tocaba fibras sensibles del alma frustrada de los alemanes y estos lo hicieron suyo. Por eso lo apoyaron hasta el final.

Si Trump sale presidente aunque tenga muy grandes y violentos impulsos liberticidas podría resultar muy difícil controlarlo por el apoyo que determinados sectores de las masas le podrían dar.
La esclavitud terminó en Estados Unidos como resultado de la guerra civil en 1863. Pero el hecho que la guerra cesara no quiso decir que las ideas esclavistas se esfumaran. La esclavitud existe en Cuba, porque perduraron escondidas las ideas de la esclavitud y lo mismo ocurre en Estados Unidos. En este país hay una fuerte cuña esclavista metida en la mente y el alma de muchos o tal vez muchísimos norteamericanos.

Mr. Trump podría salir de presidente porque su discurso llega a las mentes de muchos norteamericanos a quienes él les habla y les regala el oído con las frases que esos yanquis quieren escuchar.
Y si esos americanos son mayoría y los intereses oligárquicos reales que son los que deciden quién va a gobernar en este país, lo encuentran adecuado, tendremos a Trump en el poder.

A mí no se me olvida que los Bush se apoderaron del poder y ya tenían asegurada la guerra de Irak. Ya eso estaba en sus planes.

En las manos de todos nosotros está armarse con buenas armas de guerra y aprender a usarlas y además a organizarse en milicias para contener la tiranía y un mal gobierno. Así se concibió Estados Unidos cuando lo crearon los próceres que aparecen en los billetes del dólar. A la guerra civil se llega por un desbordamiento de las contradicciones entre las clases sociales y entre las fuerzas productivas en sus relaciones con los medios de producción. No son precisamente los enemigos de Estados Unidos quienes llegaron a una guerra civil, el ejemplo lo tenemos en la misma guerra civil de Estados Unidos. Dos bandos, cada uno con su punto de vista, se enfrentaron en una feroz guerra por amor a Estados Unidos.

Por otra parte no es posible hablar de que supuestamente existe la muerte. No, la muerte existe, la muerte del cuerpo físico existe, es una realidad. El que se murió, salió del juego de la vida. Ese con los vivos no cuenta más, solo en los recuerdos, pero estos son intangibles. No creo que la muerte se acelera. La gente vive y muere. Miren como hay una gran cantidad de jóvenes que comienzan a vivir y que ahora mismo, en estos momentos están muriendo en las guerras actuales de Estados Unidos. Esos soldados son voluntarios, jóvenes que comienzan a vivir y que se brindan voluntarios para ir a pelear.

En cada guerra que Estados Unidos ha comenzado desde que yo vivo aquí, me he brindado para ir a pelear y siempre vi los centros de reclutamiento llenos de jóvenes, varones y hembras que iban a brindarse para ser reclutados. A mí me rechazaban por viejo, pero yo veía con mucha envidia a todos esos muchachos que van los centros de reclutamiento para brindarse a ir a pelear. Eso es un gesto muy bello y muy patriota y la verdad es que ahora cada vez que veo una cuadra con el nombre de una persona, es que le están poniendo a las cuadras el nombre de un soldado muerto en las faenas guerreras de este país.

Por eso no me extraña que si se cierne una tiranía de corte esclavista en Estados Unidos, esos mismos muchachos que ya tienen experiencia de guerra sean los primeros en ir a una guerra civil para conjurar los esfuerzos de algún grupo gobernante por destruir a Estados Unidos. De verdad les digo que lo más sensato es armarse comprando armas de guerra y aprender a usarlas y organizarse en milicias para la defensa de las cuadras, las propiedades y el preservamiento de la vida misma.

Tenemos la gran suerte en este maravilloso país que no tienen los europeos y es que los habitantes de Estados Unidos pueden armarse con excelentes armas de guerra y añadirles muchos accesorios que los hacen más eficientes como lo son las miras telescópicas, los bípodes, los silenciadores, las miras nocturnas etc. etc. Eso es un regalo de Dios y hay que aprovecharlo. En Europa casi seguro que tengan que ir a una guerra civil contra los musulmanes y seguramente que a los europeos blancos no les van a permitir armarse, pero a los salafistas seguro que si lo están ya.

Hispanista revivido.