Vuelve Obama tras éxitosa gira

El avión presidencial, conocido como el Air Force One y en el que viajan Obama y su familia, despegó del aeropuerto internacional de Ezeiza

Buenos Aires – El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, partió hoy desde Buenos Aires rumbo a su país, tras dos días de visita oficial a Argentina, que sirvió como relanzamiento de la relación bilateral.

El avión presidencial, conocido como el Air Force One y en el que viajan Obama y su familia, despegó del aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, a las 00:12 hora local de este viernes (03:12 GMT).

La partida se concretó casi media hora después de que Obama y su familia llegaran a Ezeiza procedentes de la sureña ciudad argentina de Bariloche en un avión Boeing 757-200, perteneciente a la flota presidencial de los Estados Unidos.

En Bariloche, uno de los destinos turísticos más importante de la Patagonia argentina, Obama y su familia permanecieron durante unas siete horas, en carácter de visita privada.

El presidente estadounidense había iniciado su visita oficial a Argentina el miércoles, cuando se reunió con el presidente Mauricio Macri, al frente del Ejecutivo argentino desde diciembre pasado y a quien Obama elogió por las políticas puestas en marcha en los primeros cien días de gobierno.

Tras la histórica visita a Cuba, Obama viajó a Argentina junto a su esposa, Michelle, sus hijas, Malia y Sasha, y su suegra, Marian Robinson, además de una nutrida comitiva oficial.

Durante su estancia en la capital argentina, la familia Obama se alojó en el Palacio Bosch, la residencia oficial del embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires.

El miércoles, tras reunirse con Macri y brindar juntos una rueda de prensa en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, Obama visitó la Catedral de Buenos Aires, que presidía el cardenal Jorge Mario Bergoglio hasta ser elegido en 2013 como sumo pontífice.

Por la tarde, Obama brindó una charla a jóvenes argentinos en la Usina del Arte, un centro cultural del barrio porteño de La Boca, mientras que por la noche asistió a una cena de gala en el Centro Cultural del Bicentenario, en donde hasta se animó a bailar tango.

Este jueves, en horas de la mañana, Obama, junto a Macri, visitó el Parque de la Memoria, un paseo al aire libre dedicado a recordar a las víctimas de la última dictadura militar argentina (1976-1983).

Allí, en una jornada especial en la que los argentinos conmemoran los 40 años del golpe militar que dio inicio a ese régimen de facto, Obama anunció que promoverá la desclasificación de documentos militares de su país relacionados con la dictadura argentina para colaborar al proceso de justicia.

Por la tarde, Obama y su familia visitaron Bariloche, ubicada a 1.621 kilómetros al sur de Buenos Aires, donde permanecieron en el hotel Llao Llao, enclavado entre montañas, bosques y lagos.

Los Obama realizaron una navegación por el lago Nahuel Huapi y luego fueron saludados por Macri y su esposa, Juliana Awada, quienes también este jueves viajaron a esa zona para pasar los festivos de Pascua.

Hispanista revivido.