¿Y si la Biblia fuera un libro de historia?

Arqueólogos israelíes han sacado a la luz en Tel Lakhish un santuario y una puerta de la ciudad, de 2.900 años de antigüedad

  • El hallazgo confirma el relato bíblico del rey Ezequías, informa la revista ‘Live Science’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA, por las siglas en inglés), la puerta y el santuario son una evidencia de las medidas tomadas por Ezequías, el duodécimo rey de Judea, para abolir las deidades. Según reza la Biblia, Ezequías, cuyo reinado se remonta al siglo VIII a.C., “Quitó los altares paganos, destrozó las piedras sagradas y quebró las imágenes de la diosa Aserá”.

La puerta se encuentra en un área de 24,5 por 24,5 metros de tamaño, con seis cámaras y en la calle mayor de la ciudad. La sección norte de la puerta fue excavada hace varias décadas por una expedición liderada por arqueólogos del Reino Unido y la Universidad de Tel Aviv. La última excavación, realizada este año, ha tenido como objetivo sacar la puerta completa.

“El tamaño de la puerta coincide con los conocimientos históricos y arqueológicos que tenemos”, ha manifestado Sa’ar Ganor, director de la excavación de la IAA. Conforme con lo que narra la Biblia, “todo tuvo lugar” cerca de las puertas de la ciudad antigua de Tel Lakhish, donde esa construcción fue erigida, ha destacado la IAA.

Hispanista revivido.